«Quitarse el sombrero: semióforo, reconocimiento de valor, etiqueta», Paolo Fabbri

Artículo de Paolo Fabbri publicado en Revista de Occidente (nº 461):

«[…] Llevar sombrero no es pues sólo un hecho sígnico y expresivo sino también propiamente performativo. Quitárselo –o sacárselo, públicamente (¡un acto masculino!)– es manera que expresa urbanidad y respeto («reconocimiento de un valor», dicen los diccionarios, «libremente elegido y acompañado de la decisión de actuar (hacer y no hacer) en conformidad». Pero también, en el contacto intersubjetivo, un modo de protección frente a uno mismo y frente a los otros. Aquí el sombrero, como los utensilios de cocina, la toilette y otras modalidades de la cultura material, es –como vio con claridad Frazer– un aislante y un mediador; contra las posibles impurezas a que nos expone el entretenernos con los otros (dar la mano, ofrecerse a la mirada) y la interferencia con el mundo (con la comida, por ejemplo) se disponen previamente unas tácticas de cobertura. La interacción, en efecto, es una oportunidad que al mismo tiempo nos hace vulnerables y cualquier forma de exposición es el origen de una responsabilidad. Se requiere tacto y estilo (forma y ritmo) para participar en los juegos de lenguaje y sociedad. […]»

El artículo puede leerse íntegramente aquí: Quitarse el sombrero: semióforo, reconocimiento de valor, etiqueta